Qué ver en Mora de Rubielos

mora de rubielos

Mora de Rubielos es la capital de la comarca Gúdar-Javalambre. Es otro de los municipios que no puedes dejar de visitar. Bañado por los ríos Mijares y Mora, la abundancia del agua determina un paisaje verde con un frondoso pinar.

Del casco urbano de Mora de Rubielos te llamará muchísimo la atención su imponente castillo, que destaca, majestuoso, en el centro de la villa. Se trata de un gran edificio de grandes dimensiones y muros de gran espesor. Su construcción se remonta al siglo XIV y te recomiendo que lo visites.

Una vez dentro el castillo de Mora te sorprenderá no sólo por su tamaño, sino porque se trata de una edificación restaurada en la que vas a poder descubrir cómo vivían en él en el siglo XV, las estancias de los residentes, las caballerizas.

En Mora de Rubielos también te va a agradar la Ex-Colegiata de Santa María, su casa Consistorial, los portales de acceso al casco histórico y el gran número de casas solariegas. Pasea sin prisa por sus calles.

En tu recorrido por las calles empedradas de Mora puedes detenerte en cualquiera de sus plazas y calles peatonales. Recárgate de energía degustando las especialidades de la comarca. Tienes que tomar la especialidad de la zona, la trufa negra. Los restaurantes de Mora de Rubielos te van a ofrecer riquísimos platos elaborados con este mánjar del que Teruel es máximo productor mundial.

puente empedrado mora de rubielos

Callejeando por Mora de Rubielos llegarás al puente Viejo, una fantástica construcción en piedra sobre el río Mijares y que comunica el casco antiguo con el resto de la población. El agua, como en toda la comarca de Gúdar-Javalambre es abundante y podrás apreciarlo en sus ríos y fuentes.

¿Dónde dormir en Mora de Rubielos?

Las opciones para pernoctar en Mora son varias. En Mora de Rubielos puedes pasar la noche en hoteles (existen diferentes establecimientos hosteleros), en casas rurales perfectamente acondicionadas, y en apartamentos rurales.

Si viajas a Mora en autocaravana vas a poder pernoctar en el aparcamiento de autocaravanas situado en la Avenida San Miguel. No disponen de ningún servicio, aunque está permitido pasar la noche en él. Es un lugar tranquilo y silencioso.