Qué ver en Alcañiz

panoramica de alcañiz

La capital del Bajo Aragón es una ciudad repleta de historia, patrimonio, naturaleza, cultura, velocidad y muchísimo encanto. En tu visita a la provincia de Teruel no puedes pasarla por alto.

Alcañiz está situada a orillas del río Guadalope, el afluente del río Ebro más largo en su lado derecho y el origen de la ciudad en su ubicación actual se remonta a la dominación musulmana de la península. Existen vestigios íberos muy interesantes de Alcañiz el Viejo, situado a escasos cuatro kilómetros del casco urbano actual en la red de huertas alcañizana.

Si bien puedes conocer la ciudad en un sólo día, nuestra recomendación es que le dediques un fin de semana completo para poder hacer turismo también en la comarca del Bajo Aragón. Vamos a intentar explicarte lo que no puedes dejar de ver en tu visita a Alcañiz.

Cómo llegar a Alcañiz

Tu viaje a Alcañiz lo puedes realizar en vehículo particular o en autobús. La llegada a Alcañiz sólo es posible por carretera, pues no hay tren ni ningún otro medio de transporte disponible.

Alcañiz está situado a una hora y media de Zaragoza, a tres horas de Barcelona, a poco más de dos horas y media de Valencia y a casi cuatro horas de Bilbao.

Una vez en la ciudad, te aconsejo que aparques tu vehículo cerca de la Avenida Aragón y desde allí te desplaces caminando hasta el centro para ver tranquilamente todos los espacios singulares de Alcañiz.

Plaza España de Alcañiz

El centro neurálgico de la población, la plaza España de Alcañiz, es una de las plazas mayores de España más bonitas. Te encantará. Además, la fachada de la casa consistorial y de su Lonja han sido restauradas hace muy poquito, por lo que vas a poder disfrutar la plaza España de Alcañiz doblemente.

El edificio del Ayuntamiento de Alcañiz fue construido en el siglo XVI. Su estilo es renacentista aragonés, rematado con un precioso alero de madera tallada.

Anexo al edificio de la Casa Consistorial alcañizana se encuentra la Lonja gótica, conjunto que encuadra la Plaza de España de Alcañiz y le ofrece un aspecto medieval. La lonja cuenta con tres arcos góticos, dos de ellos con caireles. El tercero carece de ellos debido a una explosión en un polvorín cercano durante la tercera guerra carlista. En la planta superior podrás contemplar una galería con arcos de medio punto.

El conjunto te va a recordar las edificaciones de Florencia. Según se cuenta, los arquitectos que la diseñaron se inspiraran en el estilo renacentista florentino.

Plaza España de Alcañiz restaurada

En tu visita a la Plaza España de Alcañiz no dejes de disfrutar en cualquier bar, cafetería o restaurante que hay situados en la misma plaza. Desde allí podrás contemplar unas maravillosas vistas y relajarte con un espléndido servicio. Y es que los restaurantes de Alcañiz tienen mucha fama por su calidad. Recientemente, y como consecuencia de la reapertura al público de estos negocios tras el estado de alarma por el COVID-19, se han habilitado terrazas en la propia plaza España, por lo que vas a poder disfrutar de la excelencia de la Plaza de forma doble: por su majestuosidad y de forma segura.

En el entorno vas a encontrar, además, la zona comercial de la población, con espacios peatonales por los que pasear. No dejes de contemplar los edificios señoriales situados en las inmediaciones. En la calle mayor, por ejemplo, podrás ver los edificios casa Maynar y palacio Ardid (actualmente sedes de la comarca del Bajo Aragón y de la biblioteca municipal, respectivamente)

Casa Maynar calle mayor Alcañiz

Para dirigirte a la siguiente propuesta en tu ruta, no debes alejarte demasiado. La Iglesia Santa María la Mayor, antigua colegiata, completa la monumentalidad de la Plaza España.

Iglesia de Alcañiz

La Iglesia Santa María la Mayor sorprende por sus dimensiones. El tamaño de su fachada es colosal. Su construcción, barroca, se produjo sobre un templo de menores dimensiones de estilo gótico en el siglo XVIII, y su diseño correspondió a Domingo de Yarza, quien también intervino en la construcción de la Basílica del Pilar en Zaragoza. La construcción del templo se alargó durante 21 años.

Iglesia de Santa Maria la Mayor Alcañiz

En las diferentes capillas de la Iglesia se pueden contemplar bellos retablos de pasajes bíblicos, la mayoría de ellos recientes. Durante la guerra civil española se destruyeron los retablos originales. La Iglesia fue declarada Bien de Interés Cultural en 1988.

Torre gótica de «La Concordia»

La Torre gótica de Alcañiz, también conocida como la Torre de «La Concordia», es el único vestigio que queda de la Iglesia gótica sobre cuyos restos se edificó la actual Iglesia de Alcañiz.

La Torre gótica, recién restaurada, es visitable y está previsto musealizarla en los próximos años. Subiendo los 171 escalones de la torre vas a poder contemplar unas vistas de Alcañiz únicas. De verdad que vale la pena.

Torre Gótica Alcañiz

La monumental Torre de «La Concordia» tiene una historia que no puedes dejar de conocer. En 1412, reunidos en Alcañiz los representantes del Reino de Aragón, establecieron la hoja de ruta para elegir al sucesor de Martín I de Aragón, muerto sin heredero. La resolución debía ser negociada y dirimida tres meses más tarde. Finalmente este acontecimiento histórico ocurrió en Caspe, la ciudad en la que se firmó el Compromiso de Caspe. Se trató de un hito histórico, pues en lugar de acudir a la confrontación bélica en Alcañiz se establecieron las bases de una solución acordada.

«La Concordia» de Alcañiz fue un hecho histórico que desde hace dos años se viene representando en una recreación histórica en la ciudad de Alcañiz y que cuenta con la Torre gótica de «La Concordia» uno de sus escenarios.

Recreación histórica La Concordia Alcañiz

Pasadizos de Alcañiz

En la oficina de turismo de Alcañiz, situada en el comienzo de la calle Mayor y esquina con la Plaza España, vas a poder adquirir tu entrada para visitar los pasadizos de Alcañiz. Y desde allí también vas a poder acceder a ellos.

Pasadizos de Alcañiz

Los pasadizos de Alcañiz, excavados en la roca, te van a conducir a una impresionante sala abovedada subterránea bajo la misma Plaza España que durante la época medieval fue utilizada como nevera, en la que se guardaba nieve durante todo el año y el hielo para la conservación de los alimentos durante el verano. Además de almacen, era el lugar desde el que se comercializaba entre la población alcañizana.

El recorrido por los pasadizos es muy amplio y recorre una buena parte del subsuelo en el casco antiguo de la ciudad. El precio de la entrada libre es de 2,5€ y el precio de la entrada guiada es de 4€. También existe la posibilidad de realizar la visita en grupo.

Refugio Antiaéreo

La visita al refugio antiaéreo de Alcañiz te sobrecogerá. Fue ordenado construir en el año 1937 para que la población del barrio de los Almudines se resguardara durante los bombardeos de la guerra civil española.

El refugio ha sido musealizado para dar a conocer el bombardeo sobre la ciudad de Alcañiz silenciado. Se trató del bombardeo llevado a cabo por la aviación italiana y ordenado por las tropas sublevadas el día 3 de marzo de 1938. El bombardeo tuvo lugar estando el frente de combate a 70 kilómetros, por lo que no hubo ningún tipo de aviso a la población. Fue a las 16:00 y el número de víctimas civiles se situó entre las 300 y las 500.

Refugio antiaéreo de Alcañiz

La visita tiene una duración de 30 minutos y en él podrás contemplar unos paneles interpretativos sobre el bombardeo de Alcañiz, un audiovisual que con el testimonio de vecinos y los efectos sonoros y lumínicos que te harán revivir aquellos horribles días de nuestra historia reciente.

Castillo de los Calatravos

En el Castillo de los Calatravos de Alcañiz se encuentra el Parador de Alcañiz. No puedes dejar de visitarlo. Está situado en lo alto de un cerro, el de Pui Pinos, por lo que las vistas de Alcañiz y su comarca son espectaculares.

Castillo de los Calatravos Alcañiz

La historia de Alcañiz está ligada a la orden de Calatrava. Desde el castillo la orden religiosa impuso su autoridad sobre el territorio durante los siglos XII hasta prácticamente la desamortización, en mitad del siglo XIX.

En el castillo vas a poder visitar el claustro progótico y su capilla románica y por otra parte el Palacio de los Comendadores (parte del cual es utilizado por las instalaciones del Parador). Te aconsejo que visites la cafetería del Parador de Alcañiz. En un ambiente relajado vas a disfrutar de unas frescos coloridos que te trasladarán de nuevo al medievo. Y si puedes disfrutar de una estancia en el Parador, deléitate con la gastronomía del Bajo Aragón, degusta el excelente producto de la tierra.

Para acceder al Castillo acércate a la oficina de turismo de Alcañiz, dónde te informarán de los horarios de visita y podrás adquirir las entradas.

Estanca de Alcañiz

La Estanca de Alcañiz es un precioso humedal situado en las inmediaciones de la población de Alcañiz.

Con un perímetro de más de 8 kilómetros, la Estanca es un embalse de agua de riego, con coto de pesca, club marítimo deportivo y lugar de observación de aves. A pesar de ser un pantano, el entorno natural en sus inmediaciones tiene un alto valor ecológico.

Además de varias zonas de baño, en sus inmediaciones hay servicio de bar y restaurante; incluso un camping. En verano la zona se llena de bañistas y vecinos practicando deportes de agua y durante todo el año deportistas practicando running o ciclismo.

Saladas de Alcañiz

Muy próximo a la Estanca de Alcañiz podrás visitar otro espacio natural totalmente distinto y a la vez muy curioso. En Alcañiz existen una treintena, aunque la salada más grande está situada muy próxima a la Estanca. Son unas lagunas de agua salada secas durante la mayor parte del agua en las que las sales quedan en la superficie del terreno, ofreciendo un paisaje lunar asombroso.

saladas de Alcañiz

Están catalogadas como LIC y desde ellas podrás observar el ecosistema autóctono de la región: perdices, cernícalos, colirrojos, junto a las aves migratorias que utilizan este espacio como zona de descanso: grullas, garzas, gaviotas,…

Junto a las saladas podréis visitar la Ermita de San Miguel, una majestuosa construcción religiosa que se encuentra semiderruida. La ermita fue construida en el siglo XIV y era utilizada por los vecinos de las diferentes masías del entorno como lugar de culto, ya que la distancia entre este paraje y el centro de la ciudad obligaba a los agricultores a permanecer en las «masadas» durante largas temporadas a lo largo del año.

Motorland Aragón

Para finalizar tu recorrido por Alcañiz te aconsejo que visites las instalaciones de Motorland Aragón. Situado a unos tres kilómetros del casco urbano, el complejo de Motorland es mucho más que un circuito de velocidad.

Allí vas a poder disfrutar del deporte de motor en multitud de versiones. Y es que además de un magnífico circuito de velocidad, el circuito de Alcañiz dispone de un circuito de karting y hasta tres circuitos de tierra en los que vehículos de todo tipo de dos y cuatro ruedas practican de forma habitual competiciones de todo tipo.

Panorámica de Motorland en Alcañiz

La historia de Alcañiz y el motor tiene un largo recorrido. En la ciudad de Alcañiz se estuvo disputando desde 1965 hasta 2003 el campeonato de España de velocidad de vehículos turismos en un trazado urbano que forjó una gran afición de los alcañizanos por este deporte.

En Motorland vas a poder disfrutar de pruebas internacionales de motos como MotoGP o Superbikes, pruebas internacionales de super turismos (en el año 2020 estaba prevista por primera vez durante el mes de Julio), así como de todo tipo de vehículos en los diferentes circuitos del complejo alcañizano.

¿Qué hacer en Alcañiz?

Para conocer Alcañiz tienes que pasear por sus calles y plazas, visitar la Estanca o Motorland, pero ¿qué otras actividades puedes hacer en Alcañiz?

Alcañiz tiene un patrimonio natural muy diverso: el río Guadalope, que atraviesa la población, riega las huertas de la localidad y las convierte en espacios fértiles. En el término, que es muy extenso, también podrás encontrar paisajes desérticos y zonas rocosas. Para conocer mejor Alcañiz te proponemos otras opciones que te acerquen más al terreno.

BTT en Alcañiz

La red de caminos y sendas de Alcañiz es muy amplia. De hecho, sin salir de Alcañiz puedes encontrar cientos de kilómetros de caminos y rutas. Te proponemos subir a la bicicleta y recorrerlos en diferentes rutas.

Alcañiz – Monasterio del Desierto de Calanda

Ruta de 55 kilómetros con salida y llegada en Alcañiz con un nivel de dificultad medio, en la que vas a poder disfrutar de un precioso paisaje en un recorrido a través de pistas forestales.

Partiendo de la plaza de toros de Alcañiz atravesarás la huerta de Alcañiz en dirección a Calanda y desde allí te dirigirás al monasterio (abandonado) del Desierto de Calanda. Este lugar es uno de los más monumentales del Bajo Aragón: recóndito en medio de un valle que en el siglo XVII tuvo su máximo esplendor pero que actualmente está semi derruido.

convento de calanda

El entorno del Monasterio es frondoso pero contrasta con la mayor parte del recorrido, en el que vas a disfrutar del paisaje característico del Bajo Aragón, en ocasiones semi desértico y salpicado de almendros y oliveras.

La ruta no está señalizada, por lo que para poder completarla te animamos a que te descargues el track en este enlace.

Boulder en Alcañiz

El boluder es un deporte en auge en Alcañiz. Se trata de una actividad de escalada en las zonas rocosas de la población en la que se pone en práctica la técnica en pequeñas paredes sin la necesidad de las protecciones y materiales habituales en la escalada de paredes más elevadas. Se habilitan colchonetas en el suelo para amortiguar la caida.

En Alcañiz hay equipadas diferentes zonas para la práctica del boulder, trabajo que han desarrollado los aficionados de la población y poblaciones vecinas. Las características de las rocas de la ciudad han permitido que la zona sea reconocida por deportistas de muchas nacionalidades. Por eso no es difícil encontrarse a aficionados de diferentes países practicando boulder en Alcañiz.

Si eres aficionado al boulder te recomendamos que acudas a Alcañiz preparado con tus zapatillas de escalada para disfrutar del ascenso a los bloques habilitados en diferentes sectores de la población.

¿Dónde comer en Alcañiz?

En Alcañiz dispones de una amplia oferta de restaurantes en los que vas a poder comer o cenar. Además de los bares y restaurantes situados en la Plaza España en los que te hemos recomendado que hagas una parada en tu visita a Alcañiz, la ciudad te ofrece una amplia diversidad gastronómica.

En los últimos años y coincidiendo con el auge del turismo en Alcañiz, se han establecido varios restaurantes con cocina de autor muy interesantes. Los restaurantes de Alcañiz están situados tanto en el casco antiguo como en el resto del casco urbano. En la Estanca de Alcañiz también tienes dos opciones de restaurantes muy interesantes: una en el camping de Alcañiz y otra junto al Club Náutico de Alcañiz.

¿Dónde dormir en Alcañiz?

En Alcañiz tienes diferentes opciones de alojamiento, desde hoteles, hasta apartamentos de alquiler, casas rurales o un camping.

Durante la celebración de grandes premios en el circuito de Motorland el alojamiento de la ciudad es insuficiente, por lo que si no has podido reservar con suficiente antelación una habitación para dormir en Alcañiz, nuestra recomendación es que busques alojamiento en una casa rural de los municipios de alrededores. La distancia desde los pueblos de la comarca del Bajo Aragón hasta Alcañiz es pequeña y vas a sentirte igualmente muy cómodo en las casas rurales del Bajo Aragón.

Alcañiz cuenta con un área para autocaravanas situada en un lugar muy céntrico, en la carretera de Zaragoza junto a Trillero. Desde allí te podrás desplazar paseando a cualquier lugar de la ciudad. Es un área con los servicios de agua potable y depósito para aguas sucias y con capacidad de una treintena vehículos. Justo al lado hay supermercados y diferentes establecimientos de hostelería.